Forbes.es

Si yo fuera Presidente

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Getty Images

Escribo esta carta al presidente para llamar su atención sobre una cuestión: el marco regulador no refleja la transformación de un sector que hace tiempo se convirtió en un ‘non-stop content service’.

Estimado Señor Sánchez, yo también me llamo así, de segundo. Edito en España la revista Forbes y la revista Tapas (cuyo Premio Nacional de Gastronomía 2016 nos cayó por nuestra aportación a la gastronomía, fuente indiscutible de cultura y marca país). Mi editora Spainmedia es un referente nacional e internacional desde hace quince años. Emitimos para nuestras audiencias (que son varias y complejas) contenidos durante las 24 horas, los 365 días del año. Nuestros contenidos llegan a los ciudadanos a través de múltiples canales. No soy un editor de revistas, pero mí editorial edita publicaciones periódicas a color que llegan mensualmente al quiosco. Por este motivo, y porque el CNAE se ha quedado más viejo que el carro de Manolo Escobar, mis compañeros editores y yo nos hemos quedado fuera del decreto ley que regula las ayudas a los editores.

Me alegro mucho de las ayudas a mis compañeros de los diarios (soy miembro de AMI y también secretario de ARI, miembro de la Junta Directiva de la Asociación de la Prensa y miembro de CLABE). Muchos de estos compañeros, editores de diarios, también publican productos de periodicidad mensual en papel. Lo mismo que nosotros –yo mismo publico Forbes.es con una actualización casi cada diez minutos en distintos canales digitales.

Escribo esta carta para llamar su atención sobre que el marco regulador no refleja la transformación de un sector que hace tiempo se convirtió en un non-stop content service. Poco importa si la marca bajo la que se genera el contenido es una revista, un diario, la marca personal de alguien (usted también la cultiva en redes) u otros derivados. Desgajar a los editores de revistas de la prensa diaria es injusto. Hace tiempo que sufrimos esta injusticia en el reparto de la publicidad institucional que queda en televisiones, radios y editores de prensa. La petición es muy concreta, necesitamos que nuestro epígrafe, en el que estamos inscritos de forma constreñida, el CNAE 5814, sea incluido en la ley.

Ando pensando yo sí editar Forbes en papel de lunes a viernes.

Propongo una solución que es una enmienda a la ley que se generará tras el decreto y que sea su grupo parlamentario el que la lidere. Las ayudas son para nosotros una garantía del refuerzo a la liquidez que puedo prometer y prometo que le será devuelta a la sociedad con información libre y veraz con la que formar una opinión propia, im-pres-cin-di-ble para ejercer el legítimo derecho de voto.

Atentamente

Andrés Rodríguez,

Presidente, editor y director de Forbes España.

Redaccion

Redaccion

Deja una respuesta