Javier Monzón renuncia a la presidencia del Grupo Prisa, que prevé una ampliación de capital de 450 millones de euros